KV-2 Trumpeter 1/35

Iniciado por panis60, 19/05/09 - 15:20

Ir Abajo

panis60

19/05/09 - 15:20 Ultima modificación: 19/05/09 - 15:23 por panis60
KV-2 Trumpeter 1/35
Presentación
    Los KV fueron una serie de carros de combate pesados soviéticos bautizados con el nombre del comisario de defensa y político Kliment Voroshílov. En el momento de la invasión de la Unión Soviética por parte de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, los KV eran los  carros de  combate mejor protegidos de su época, pero sólo constituían el 2%  del total de las fuerzas acorazadas soviéticas el 22 de junio  de 1941.
Diseño 
Después de los pobres resultados obtenidos con el tanque pesado multi-torreta T-35, los diseñadores soviéticos empezaron a buscar un nuevo diseño. El T-35 cumplía los requisitos supuestos para un "tanque de ruptura" de la década de 1920 con una gran capacidad de fuego, poca movilidad y poca protección. La Guerra Civil Española demostró la  necesidad de dotar de mayor protección a los carros de combate y esta fue la  principal influencia de los diseñadores soviéticos antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Se estudiaron varios  diseños antes de iniciar un prototipo. Todos ellos estaban fuertemente acorazados, usaban  suspensión de barra de torsión, orugas anchas, y en su manufactura se usaban  laminado, moldeado  y soldadura. Uno de los diseños principales era el SMK que disminuyo el número  de torretas del T-35 de cinco a dos con la  misma combinación de armamento. Finalmente cuando se encargó la construcción  de dos prototipos, se decidió por un diseño con una sola torreta, empleando el  peso sobrante en un mayor blindaje. El menor tamaño del chasis y la única  torreta permitía al diseñador añadir mayor protección al vehículo, manteniendo  el peso dentro de unos límites razonables.
Combate
Al entrar los soviéticos en la Guerra de Invierno los prototipos fueron  enviados a ser probados en condiciones de combate. La coraza del KV demostró  ser la más efectiva contra las armas antitanque finlandesas.  Rápidamente se envió el KV a producción, tanto el modelo original armado con  el cañón de 76,2 Mm  y conocido como tanque pesado KV-1, como el armado con el obús  de 152 Mm  y conocido como tanque de artillería pesado KV-2. Al iniciarse la Operación Barbarroja, el Ejército  Rojo estaba equipado con 508 tanques KV. La gran baza del KV-1 era  su gran blindaje, tanto frontal, como lateral, que le confería la resistencia  necesaria para aguantar los proyectiles de 37mm y 50mm alemanes. Sólo el 88mm  alemán era capaz de ponerlo fuera de combate a distancias normales de combate  y era muy escaso en 1941. Durante el 23 y 24 de Junio de 1941, un solo KV-2  fue capaz de inmovilizar el avance de la sexta División Panzer en la cabeza de  puente del río Dubissa en Lituania,  retrasando el avance sobre Leningrado. Los rusos denominaban a este  tanque, el Mata-alemanes.
Las 45 toneladas del KV sobrepasaban el peso de la mayoría de los tanques de su época y doblaba el peso del más pesado de los tanques alemanes. Las ventajas del KV eran una armadura impenetrable por ninguna arma montada sobre otro tanque, a menos que fuera disparada a quemarropa a distancias por debajo de los 100m y por los laterales, una buena potencia de fuego, y una buena flotabilidad en terrenos blandos. Sus desventajas eran su lentitud y poca maniobrabilidad, una transmisión pésima, poca visibilidad y una pobre ergonomía. A finales de 1942 los alemanes disponían de un creciente número de cañones antitanque Pak 40, capaces de perforar la armadura del KV-1 con lo que la principal ventaja que tenía con respecto al T-34 desapareció. A pesar de que el cañón de 76 Mm que montaba era adecuado, era el mismo que montaba el T-34, más pequeño, rápido, barato y fácil de construir que el KV-1. Las ventajas con el T-34 eran un poco más de blindaje, pero al poder ser penetrado a grandes distancias por los cañones largos de 75mm y no aportar nada diferente al T-34, se decidió finalmente apartarlo de producción y concentrarse en la producción de este último.
Los oficiales soviéticos se quejaban del mal estado en el que volvían sus KVs a los talleres de reparaciones, pues aunque el grueso blindaje los protegía de la mayoría de cañones enemigos, el número de impactos en la torre y la barcaza de los KVs daban la impresión de que lo habían maltratado. Algunas fotos muestran más de 30 impactos que no penetraron en las torres, llegando en algunas ocasiones a más 230 impactos en todo el tanque según informes alemanes. Los cañones de 88mm antiaéreos eran los más efectivos contra estos tanques, pero la escasez de ellos ayudó a que el KV fuera un buen tanque hasta la llegada de los cañones largos de 75mm.
Un problema compartido con la mayoría de tanques de la época era la falta de municiones. En 1941, la falta de proyectiles perforantes estaba muy extendida, dando problemas a la hora hacer frente a carros inferiores en armamento y protección. Fácilmente se podrían haber conseguido numerosas victorias parciales por los soviéticos si hubieran dispuesto de unas tripulaciones entrenadas y proyectiles adecuados a las circunstancias.  Desarrollo  A pesar de todo y gracias a su inicial superioridad, el KV-1 fue uno de los pocos carros de combate soviéticos elegidos para continuar su producción después de la reorganización de la producción de carros soviética. Debido a la estandarización compartió el mismo motor, transmisión y cañón que el T-34, fue construido en grandes cantidades y recibió frecuentes mejoras. La ventaja de su motor frente a los carros alemanes era el uso del diésel, menos inflamable y con mayor autonomía, pero que la potencia suministrada era inadecuada para el peso del KV.
Cuando la producción fue trasladada a Tankograd, la producción del KV-2 se detuvo. Aunque impresionante sobre el papel, el KV-2 había sido diseñado como destructor de búnkeres con poca movilidad y no era útil en tipo de guerra móvil y fluida que era la Segunda Guerra Mundial. La torreta era muy pesada, era difícil de desplazar por terrenos poco nivelados y su producción era muy cara. Solo se produjeron unos 250 KV-2, todos ellos entre 1940-41.
El KV-1 siguió aumentando el espesor de su armadura para compensar el aumento de la efectividad del armamento alemán. Este proceso culmino en el KV-1 modelo 1942 (KV-1C) que estaba muy acorazado pero al que no se dotó de un mejor motor para compensar el aumento de peso. Los tanquistas hicieron notar que aunque estaban bien protegidos, su movilidad era pobre y no ganaban en potencia de fuego sobre el tanque medio T-34.
En respuesta se desarrolló el KV-1S más ligero, con una coraza más delgada y una torreta menos alta con la intención de ganar más velocidad. De todas formas, el adelgazamiento de la armadura llevo a preguntarse porque producir este modelo cuando el T-34 podía hacer lo mismo que el KV de una forma más barata. A mediados de 1943 el programa de tanques pesados soviético estaba a punto de cancelarse.
La aparición del Panther alemán en el verano boreal de 1943 convenció al Ejército Rojo de la necesidad de actualizar sus fuerzas acorazadas por primera vez desde 1941. Los soviéticos necesitaban mayores tanques para contrarrestar el creciente número de Panthers y Tigers alemanes.
Una actualización menor de la serie KV fue el KV-85. basado en el KV-1S con una nueva torreta diseñada para el KV-13 y que montaba el cañón de 85 Mm D-5T usado en el SU-85 y en las primeras versiones del T-34-85. La gran demanda del cañón de 85 Mm ralentizó la producción y solo se produjeron 130 unidades durante el otoño-invierno de 1943-44 antes de que el diseño fuera reemplazado.

   
Tipo tanque pesado
País de origen Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética Historial de servicio En servicio 1938-1945
Guerras Segunda Guerra Mundial Historial de producción
Diseñado 1938 Producido 1938-1941 Cantidad producida 330
Especificaciones:
Peso 52 t (el modelo de 1939 pesaba 54 t)
Longitud 6,68 m
Anchura 3,32 m
Altura 3,24 m
Tripulación 6
Blindaje Hasta 110 Mm
Arma primaria cañón M-10S de 152,4 Mm
Arma secundaria 3 × ametralladoras DT de 7,62 Mm más 1 × ametralladora DShK de 12,7mm
Motor V-12, diésel 12 cilindros y 4 tiempos600 CV (385 Kw.) a 2000 rpm.
Relación potencia/peso 11,53CV/t
Velocidad máxima 34 Km. /h
Capacidad de combustible 600 l
Autonomía 150-225 Km. (carretera) 90-180 Km. (campo a traviesa)
Rodaje cadenas con 6 ruedas de rodaje a cada lado
Suspensión barras de torsión 

Proceso
Maqueta bastante buena en lineas generales, ajustes bastante buenos, pocas marcas de expulsión caracteristicas de Trumpeter, bastantes rebabas pero cuidado el plastico se lija con bastante faciidad por lo que es facil pasarse al lijar.

Las calcas solo representan un esquema.



A destacar la inclusión de dos juegos de cadenas, unas de vinilo en una pieza y otras de plastico en varias piezas que imitan bastante bien la caida de los eslabones.

En lineas generales maqueta bastante recomendable, no es un carro de los mas atractivos pero para alguien que se inicie en su montaje o que quiera algo diferente a los Panzers y Tigers es una mas que buena opción.
[/hr][/hr]

Ir Arriba