T-33 'Shooting Star' GWH 1/48 'Ejército del Aire'

Iniciado por Miki, 15/09/19 - 14:01

Ir Abajo

Miki

15/09/19 - 14:01 Ultima modificación: 29/11/19 - 16:07 por cbhierro
!Comenzamos con el taller del T-33 patrocinado por nuestros amigos de AmmoMIG¡

Bueno, la verdad que comenzamos hace bastante tiempo, pero entre el verano, las no-vacaciones que me ha proporcionado el trabajo, los compromisos familiares, etc...no he podido sacar más tiempo para hacer la presentación de rigor. Pero aquí estamos, con avances y ya casi sacando el aerógrafo a pasear. Voy a hacer una pequeña introducción, aunque todos estamos más o menos al tanto, y comenzaré con los avances en la cabina.

El modelo a representar es un Lockheed T-33 'Shooting Star' a escala 1/48, del fabricante Great Wall Hobby. Aunque algunos compañeros han pensado en realizar un esquema estadounidense, por su mayor vistosidad, muchos de nosotros nos hemos decantado por hacerlo patrio, ya que este modelo sirvió durante unos cuantos años en nuestra fuerza aérea. En mi caso, además, sería el primer modelo de nuestra Fuerza Aérea que represento, y me hace especial ilusión empezar por un reactor de mediados del siglo XX.



Un poco de historia

Los años 50 fueron complicados en nuestro país; tras el final de la Segunda Guerra Mundial, aquellos países europeos que habían sido afines (aunque no hubieran participado con efectivos militares) a la Alemania nazi hubieron de cambiar su postura, al menos de cara a la galería, para ganarse el apoyo de las potencias vencedoras. El caso de España era particular, pues si bien no participamos de pleno en la guerra (Sin menospreciar el papel que tuvieron las Escuadrillas Azules y los pilotos republicanos en la Luftwaffe y en la VVS; o los combatientes que, bien por exilio, bien por participar en la División Azul, sufrieron las penurias del combate), nuestro régimen político vio la necesidad de un acercamiento político para aprovechar las ayudas a la reconstrucción de Europa.

En el año 1953, España y Estados Unidos firmaron una serie de convenios denominados 'Pacto de Madrid', en el que se establecieron, entre otras medidas, una serie de bases norteamericanas en nuestro territorio, a la vez que se dotaba al Ejército del Aire de material estadounidense. La modernización de nuestra Fuerza Aérea estaba de camino.

Pero el pacto y la transferencia de material no solamente se aplicaba a los aviones; hay que tener en cuenta que nuestra Fuerza Aérea se había formado con la experiencia de los pilotos que participaron en la Segunda Guerra Mundial. Por tanto, a la obsolescencia de los modelos en vuelo se unía la necesidad de cambiar las tácticas de vuelo por otras más acordes al tipo de combates aéreos de la época. Es por ello que la modernidad que aportaban los norteamericanos supuso un salto qualitativo a nivel táctico, en las capacidades de los pilotos (incorporando el inglés a los conocimientos que ya poseían) y a la manera de entrenarse, pues el Ejército del Aire comenzó un programa de salidas al extranjero tanto de entrenamiento como participando en maniobras internacionales.

No sería hasta 1954 cuando llegaran los primeros T-33 'Shooting Star' a nuestra Fuerza Aérea. Estos aviones eran los primeros reactores que recibíamos, entrenadores biplaza empleados para la formación de los pilotos de combate. Durante los cuatro años siguientes siguieron llegando más de estos aviones, hasta alzancar la cifra de 48, concedidos en el Pacto de Madrid.

En 1964 se adquirieron 12 aviones más, repartidos por entre las Alas de caza 1, 2, 4 y 5. Tras 31 años de servicio, en 1985 se dio de baja al último T-33 del Ejército del Aire.

La maqueta, detallando la cabina

La maqueta de GWH viene muy bien detallada, aunque como vimos en el taller, necesita profundizar los remaches porque en algunas zonas cuando pintemos se perderán. Si bien el detalle general es bueno, siempre se pueden mejorar algunas cosas. En este momento me voy a centrar en la cabina; en esta zona y debido a que quería realizar la maqueta de caja, sin añadidos comerciales, he realizado unas cuantas añadiduras y/o modificaciones en función de algunas de las fotografías que he visto. Entre estas fotografías de referencia, están estas:









Viendo estas fotografías, me entró el gusanillo de detallar algo. No me he prodigado demasiado, y algunos de los detalles son bastante mejorables, pero voy practicando poco a poco. He añadido algunas palancas, la válvula del oxígeno con su conducción hacia el asiento del piloto, algún que otro interruptor en el lateral...pocas cosas pero que me han ayudado a enfrentar nuevas maneras de elaborar detalles para nuestras maquetas.















En cuanto a los asientos, vienen bastante bien detallados, si bien, atendiendo a las fotografías, hay algunos elementos que pueden enriquecer el conjunto. En primer lugar, he vaciado los laterales de la estructura, ya que en el original el cojín de la cabeza es hueco. Luego, he añadido la tubería de oxígeno, algún cableado y un detalle que me ha llamado la atención: el 'canopy thruster quick disconnect', que es un elemento que sobresale en el conjunto del asiento y cuya importancia es más que relevante.

Como vimos en el taller, y gracias a las explicaciones de nuestro profesor Paco, he detallado un poco el cojín del asiento con algunos pliegues y marcas, intentando simular el paso del tiempo con su uso. Para finalizar, realicé unos arneses con lámina de estaño, que aunque parecen grandes, si atendemos a las fotografías encajan más o menos con el tamaño. Para la próxima, me agencio unos de fotograbado o de tela, que seguro que quedan mejor.

Los elementos los pintaré por separado, pero os dejo las fotografías para que veais como luce el conjunto del asiento, comparado con el modelo de referencia.

















Y unas fotografías de cómo quedarían los elementos dentro de la cabina, a falta de añadir los paneles de mando y las palancas de control. Aunque no he hablado de estos elementos, el detalle es magnífico, y me pararé más cuando describa el proceso de pintura de la cabina.





Detallado el interior, ahora toca comenzar la fase de pintura. Dentro de poco espero poder subir más avances. Además, llevo bastante tiempo repasando remaches, ¡qué infierno!, espero que el resto de maquetas de la marca vengan con un remachado más marcado, porque llevo bastante tiempo pensando que no tengo claro qué es peor: si un remachado abundante pero poco marcado, o una falta total de remachado de manera que tú mismo tengas que currártelo.

Seguimos con el taller del T-33, os espero en la siguiente entrega.

Doraemon

Muy buen comienzo del taller Miki  ;)
Muchas gracias por las explicaciones,van a venir muy bien.
Espero seguirte pronto y empezar a subir mi taller, ;)

Un saludo.
David

Oscar Cano

Jope... Que árticulo y que detalles con fotos incluido!!!!! Muy bueno y como dice Dora, que bien nos van a venir a quien quiera detallarlo. Excelente post.

Y el tubo de la mascara de oxigeno me tienes que decir como lo has hecho... me tiene loquito. Parece un hilo enrollado sobre otro mas gordo, pero ese hilo enrollado, ¿de que grosor es?

Puff... Yo solo tengo los asientos...

Espero tu siguiente árticulo....

cbhierro

Muy buenos avances Miki, ese detallado del cockpit del T-33 esta muy bien, me lo apunto para cuando empiece con el mio. ;), los asiento también esta muy bien. ;)

Esto ya va tomando forma, duro con el.

Un saludete.

Pedro M_Aspas

Qué buen reportaje Miki!!!!

Me vas a permitir copiarme varias cosillas, je je!!!

Muchas gracias por compartir.
Un saludo.
Pedro

Miki

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, aunque ya lo expliqué en el taller a Óscar, os cuento como hago el cable enrollado, que es muy sencillo. Tengo cobre de varios diámetros, desde 0,15mm en adelante, escamoteados de diversas bobinas de todo aparato eléctrico en deshuso que cae en mis manos. Con un hilo de cobre de, aproximadamente 0,3mm, hago la sección. Sobre esa sección enrollo cable de 0.15mm para hacer el tubo enrollado. La gracia está en enrollar e ir, con unas pinzas, prensando en hilo enrollado, para que quede bien prieto y no se aprecie el de debajo. Es un método sencillo que se puede aplicar a cualquier escala variando el diámetro de los hilos, y que no solamente se puede hacer con cobre sino con cualquier material que sea medianamente maleable (y de forma cilíndrica por supuesto).

Continuamos con la cabina del T-33 'Shooting Star', en esta ocasión pintando los interiores que habíamos detallado. Tengo que agradecer a Paco y al resto de integrantes del taller que realizamos en Model34, por estar al tanto de todos los detalles que tiene la cabina y que a algunos se nos había ovlidado detallar. Y es que los asientos en su parte trasera tienen unos raíles que merece la pena detallar para que la cabina no se quede tan ramplona como nos propone el kit. Para detallarlos, realicé unas estructuras rectangulares a modo de soporte, y posteriormente debido a que no tenía perfiles en U de plasticard, me los fabriqué con tiras de 2mm a las que añadí rectángulos de 0,5x0,75mm. Dicho así parece raruno, pero en las fotografías se aprecia bien el diseño. Cabe destacar que la altura de los raíles del asiento trasero son superiores a las del delantero, y en la estructura de estos últimos añadí una placa semicircular para que pudiera adaptarse a la zona trasera del cuadro de mandos trasero. Lo veremos con mayor detalle en las fotografías.

Imprimé la cabina con imprimación negra, apliqué luces con blanco y pinté el color base, XF-19 de Tamiya con algo de XF-2. Enmascaré las consolas laterales, que están muy bien definidas, y las pinté con negro mate. Una vez pintado el conjunto, las botoneras y el resto de elementos se pintaron con acrílicos de Vallejo Model Color. En cuanto a los desgastes, no me compliqué demasiado y además de añadir algunos lavados grises para las consolas negras, perfilé el contorno de la cabina con óleo negro rebajado con marrón. Los óleos los apliqué sin haber dado barniz brillante...así la pintura de Tamiya absorbe el óleo y queda una pátina que se maneja bien y da un aspecto de suciedad incrustada bastante interesante. En la zona donde pisan los pilotos añadí algunos toques de tierra y amarronados para dar sensación de uso.

Para los asientos, utilicé una mezcla de amarillo y verde de Tamiya para sacar el color 'zinc cromado' característico de los aviones estadounidenses, aunque no me acuerdo de la proporción exacta. Con amarillo apliqué pincel seco para resaltar las aristas, y los reposacabezas los pinté en rojo. Intenté aplicar algunas luces al rojo del cabecero...pero mis intentos han quedado bastante difusos. Algo se aprecia en las imágenes, pero es un punto a mejorar, claramente.

El cuerpo del asiento lo había pintado en aluminio de Alclad, y con una cuchilla levante algo del zinc cromado para dejar ver algunos desconchones, aunque con los arneses se aprecia poco (o nada). El cojín del asiento lo pinté con una mezcla de verdes, y aunque le hice lavados con negro para resaltar volúmenes, también habría que haber incidido un poco más en el contraste de los tonos. Me apunto más deberes en mi quehacer como modelista.

El panel de instrumentos se pintó también con acrílicos Vallejo, y los botones aunque intentan representar la realidad, también tienen parte de invención. Las calcas se colocaron en el panel trasero y luego con un poco de Gauzy intenté simular el cristal de los relojes, aunque con la profundidad que tiene el panel de instrumentos se aprecian poco.

Os dejo ahora con las fotografías, para que podáis criticar a gusto. Ha sido una cabina divertida de hacer, mucho más de detallar, y que me ha forzado a desarrollar habilidades de 'scratch' que creo me van a venir de perlas en futuros proyectos.

Primero unas fotografías de la estructura de los raíles de los asientos.





Y ahora la cabina por partes, primero sin asientos, y luego con el conjunto montado. Hay que tener algo de cuidado al montar las consolas para que al cerrar el fuselaje todo encaje en su sitio y no queden huecos raros. Aunque en general, esta maqueta está resultando muy sencilla de montar.





El 'peacho hueco' del bluetack que utilicé para sujetar el panel de instrumentos no se ve, que conste.















Y ahora unas fotografías con los asientos colocados, que le dan muchas más vida a la cabina (Aquí es donde se aprecia que los raíles delanteros son más cortos que los traseros).















Y, por último, algunas fotograías para ver cómo quedará el puro una vez cerrado. La verdad es que se aprecia nada, o menos; pero el mundo de las cabinas de aviación es así. Veremos cómo montamos la cúpula más tarde, para que se aprecie (o no) lo máximo posible.







Eso es todo por ahora. Seguimos trabajando en ello, con el poco tiempo del que dispongo. Ahora le toca el turno a los pozos del tren de aterrizaje. Intentaré detallar algo más lo que trae la maqueta, y a ver cómo queda el conjunto una vez cerrado.

Un abrazo.

cbhierro

Muy buen trabajo de pintura y de detallado que te faltaba Miki, y muy bien explicado los diferentes proceso del mismo, como dices un poquito mas de luces en los cabeceros y un tono de verde algo mas oscuro en los cojines para que resaltaran algo mas dentro del asiento, pero por lo demás lo veo muy bien, ahora a por los pozos y la tobera para poder cerrar el puro.

Un saludete.

javierperea

   Pero que pasada de currelo! Estoy empezando con el mío y estoy cogiendo onda de vuestros trabajos ya que estáis mucho más experimentados que yo!!

   Miki, esos cintos te lo has currado tú verdad?

   Felicidades, un trabajo top!

Miki

Cita de: javierperea en 03/11/19 - 13:34Pero que pasada de currelo! Estoy empezando con el mío y estoy cogiendo onda de vuestros trabajos ya que estáis mucho más experimentados que yo!!

   Miki, esos cintos te lo has currado tú verdad?

   Felicidades, un trabajo top!

Gracias Paco, ya estoy metido en harina de los pozos, a ver qué sale de este viaje.

Muchas gracias Javier; los cinturones están hechos con lámina de estaño, que saco de las botellas de vino. En el curro dije que las usaba para detallar maquetas, y como tengo cerca algunos bebedores empedernidos, tras las navidades tengo para llenar carros de estaño. Separo el estano del cuello de las botellas, lo aplano con un rodillo, corto tiras del grosor deseado y paso las hebillas a su través para cerrar el cinturón. La unión la dejo hacia abajo para que no se note.
Lo bueno que tiene el estaño es que se maneja muchísmo mejor que cualquier otro material, y se deja pegar bastante bien.

Un abrazo.

Pedro M_Aspas

Esa cabina está de vicio!!!! Enhorabuena.

Un saludo.
Pedro

Doraemon

Esa cabina esta de lujo Miki.
Con tu permiso copiare algunas cosas para la mía.

Un saludo.
David

Arribasmig

esa cabina esta de maravilla .
muy buen currele el que le as metido,muy buenos detalles los que te as currado miki.

saludos desde la vera . ;)  ;)

Ir Arriba